14 de junio de 2010

India

29/03/2010-15/06/2010

Al aterrizar en la India puede invadirte la sensación de pensar ¡Dios mio que hago aquí!, pero rápidamente te sumerges en la locura de sus calles, de su tráfico, de su gente, y abres los ojos ante un mundo nuevo que te va fascinando sin darte cuenta.
En un mismo parpadeo la India te ofrece lo mejor y lo peor al mismo tiempo, y es imposible separar estas sensaciones que van unidas como una sola. Sólo si sabes mirar más allá de las apariencias y viajas sin prisas ni horarios y disfrutando de lo sencillo, su gente te mostrará la verdadera India, aquella en la que el tiempo pasa despacio y la preparación de un delicioso chai (té) te endulzará la vida y te mostrará la bondad de su gente.
India o se odia o se ama, pero es difícil odiar a un pueblo que te ofrece todo a cambio de nada. En cada esquina te ofrecen una sonrisa, o una mirada descarada, la curiosidad les atrae más que nada y el viajero deberá estar preparado para responder a todo tipo de preguntas sobre su procedencia, su nombre, profesión, estado civil...de la forma más natural y cortés, puesto que para ellos es un simple acercamiento para mantener una conversación o hacerse una foto, que luego mostraran a toda la familia y amigos como un trofeo.

Por sus calles podrás sentir tantas sensaciones que a veces puedes sentirte abrumado por la mezcla incoherente, simplemente debes dejarte llevar por la marea incesante. Los olores en ocasiones agradables como los inciensos, las especias, las flores para las ofrendas, se mezclan con otros no tan agradables que se acumulan en forma de desperdicios en la calle. Los vivos colores de los saris, de los bazares con su orden desordenado, de las cosas te venden hasta lo impensable, todo ello mezclado con el polvo, la contaminación de las grandes ciudades, el caos en las calles por donde circulan vacas, cabras, peatones con carros, bicicletas con pasajeros, con remolques de cargas que llegan hasta el cielo y que transportan como de forma milagrosa, motos, autorickshaw, coches y todos ellos sin ningún orden, así es la India un país que nunca para.

La diversidad de la India resulta prodigiosa. La India es tan grande que nada tiene que ver la India del Rajastán con la India tibetana del Himalaya, o la India de los saris y profundamente hinduista de Varanasi, son muchas Indias en un solo país, pero que sin duda no te dejará indiferente ante la variedad de sensaciones.















ITINERARIO

1- Delhi-Nepal
2- Nepal-Gorakhpur-Varanasi
3- Varanasi-Kharjuraho
4- Kharjuraho- Orchha
5- Orchha-Gwalior
6- Gwalior- Agra
7- Agra-FatherPur Sikri
8- Fatherpur Sikri- Jaipur
9- Jaipur-Amber- Jaipur
10 -Jaipur-Ajmer
11 -Ajmer- Phuskhar 
12 -Phushkar-Haridwar
13 -Haridwar-Ramnagar-P.N. Corbett
14 -P.N.Corbett-Rishikesh
15 -Rishikesh-Derha Dun
16 -Derha Dun- Mussourie
17 -Mussourie- Simla
18 -Simla- Sarahan
19 -Sarahan- Sangla
20 -Sangla- Chitkul
21 -Chitkul-Rekong Peo
22 -Rekong Peo-Kalpa
23 -Kalpa- Nako
24 -Nako-Tabo
25 -Tabo-Kaza
26 -Kaza-Ki Monastery
27 -Ki Monastery- Kibber
28 -Kibber-Mandi
29 -Mandi-Manikaran
30 -Manikaran-Pulga
31 -Pulga-Kiriganga
32 -Kiriganga-Mcleod Ganj- Daramsala
33 -Daramsala-Amristar
34 -Amritsar-Attari
35 -Attari-Anadpur Sahib
30 -Anadphur Sahib-Chandigard
31 -Chandigard-Srihind-Patiala
32 -Patiala- Delhi






NUESTROS VIDEOS





Delhi 1º
video






Delhi 2º
video





Varanasi

video




Rajastan
video



Rishikesh
video



Valle Spity

video








1 comentario:

  1. Yeni que impresionante, me quedo anonadada
    viendo todo.

    M.M

    ResponderEliminar