5 de diciembre de 2010

Tiruchirappalli (Trichy)-Thanjavur (Tanjore)- Chidambaram

Dos días extenuantes, pues en nuestro afán de verlo todo y no parar a dormir en ciudades excesivamente grandes nos damos un buen atracón de autobús.
Se trata de ciudades con el suficiente atractivo para hacer una parada en el camino y visitar los templos de arquitectura dadrivica, típicos del Estado de Tami Nadul.

Trichy cuenta con dos templos, uno situado en pleno centro en lo alto de una montaña rocosa, desde el cual tras subir sus 437 peldaños nos encontramos con unas vistas maravillosas de toda la población y el otro a las afueras formado por un conjunto de 8 gompurams, en fila, por cuyas puertas se vá accediendo una a una, hasta llegar al sanctasanctórum.
Dormimos en Thanjavur.

El templo de Thanjavur es el de Brihadishwara y su color de arenisca y sus figuras sin pintar le hacen diferente al resto de templos de Tami Nadul. El recinto es una fortaleza maravillosa Patrimonio Mundial de la Unesco, muy bien conservado. En el centro hay una gran estatua del toro Nandi de 25 Ton.
Por todos los templos de Tami Nadul nos encontramos peregrinos hindúes con rasgos que los diferencia de los demás, además visten con una sabana negra en que les cubre la cintura dejando el pecho descubierto y siempre descalzos (aunque aquí la mayoría de los hombres van descalzos). Nos decidimos a hablar con ellos y tras su imagen mística y profundamente religiosa, nos encontramos que son gente afable y simpática, deseosos de hacerse fotos con nosotros y tendernos la mano.
Dormimos en Chidambaram

A la mañana siguiente visitamos el templo de Chidambaram. Nos encontramos con un grupo de seis españoles de mediana edad que viene haciendo nuestro recorrido (eso si, en coche de alquiler con chofer). Ya los hemos visto en Hampi, Bangalore y Varkala. Acaban en Chenai en seis días así que estoy seguro que nos lo volveremos a encontrar.

Continuamos en bus hacia Punducherry, el tiempo sigue malo, prácticamente desde que dejamos Varkala no para de llover, dicen que es monzón, y aunque no nos impide dejar de ver cosas es algo molesto pues las “calles” se encuentran llenas de barro, y las carreteras, auténticos patatales llenos de baches, se encuentran en muy mal estado con arrozales inundados a ambos lados. 










1 comentario:

  1. Supongo que son los amigos con los que
    salis de marcha .

    M .M

    ResponderEliminar