1 de octubre de 2011

Ruta de los volcanes: Cibodas - Bandung (Tangkuban Perahu Mt.) - Garut (Gunung Papandayan)


El autobús que cogemos en Jakarta nos deja en la carretera principal, a cuatro kilómetros de Cibodas. Nada más bajarnos se  acerca un hombre mayor que se ofrece a ayudarnos, nos indica donde debemos coger una opelet y en que Guesthouse podemos dormir. Se hace llamar Freddy, (GH recomendado en la Lonely), pero no sabe nada de inglés y suponemos que es un comisionista. Cuando le preguntamos si sabe lo que cuesta el GH no le entendemos, a si que cogemos papel y lápiz, nuestra sorpresa viene cuando vemos escrito en el papel unos garabatos, algo ilegible y nos damos cuenta que el pobre hombre no sabe ni escribir, aun así al final nos entendemos.

En Cibodas visitamos el jardín botánico de Kebun Raja, donde vemos la flor más alta del mundo, que mide algo más de dos metros, aunque en esta época no está en su mejor momento, pués no está abierta, de todas formas es impresionante.


Por la mañana muy temprano nos levantamos para ver el Gunung Gede, un volcan de 2950 m. Se puede hacer  un trekking de subida de seis horas pero hay que contratar guía, así que nos conformamos con verlo desde la base.


Desde Cibodas tomamos un autobús a Bandung con la intención de visitar en el día el volcán Tangkuban Perahu e ir a dormir a Garut, pero los transportes en Indonesia son extremadamente lentos y solo nos dá tiempo a visitar el volcán y dormir en Bandung.
En los autobuses locales somos el centro de atención. Una encantadora mujer de mediana edad establece conversación con Yeni. No sabe nada de ingles, ni falta que las hace para tirarse más de dos horas de charla. Es asombroso ver como dos personas se pueden comunicar perfectamente sin usar el mismo idioma. Lo gracioso es que la mujer va transmitiendo al resto del bus toda la información que recibe y todos la escuchan atentamente. Antes de bajarnos quiere una foto de recuerdo que hace con su móvil para enseñársela a sus hijos.

Una opetet por doce mil rupias nos lleva hasta la base y desde aquí parte una carretera de cinco kilómetros  hasta la cima. Son las dos y media de la tarde y debemos darnos prisa porque a las cinco cierran. Subimos a toda velocidad, es tarde y pocos coches suben ya, pero a mitad de camino nos para una pareja de Jakarta que nos sube hasta la cima. Desde aquí se puede ver el impresionante cráter de más de un kilometro de diámetro y varios cientos de metros de profundidad. Unas enormes fumarolas salen del cráter del volcán dándole un aspecto más impresionante. El cráter principal está separado por una arista de otro cráter de menor tamaño. Si se asciende por la arista se llega a la cima, desde donde hay unas espectaculares vistas de los dos cráteres.



video

Después una bajada de una media hora que transcurre por un sendero rodeado de vegetación te devuelve de nuevo al aparcamiento.

Ya de regreso por la carretera también tenemos suerte y un camión con unos trabajadores nos acerca hasta la carretera de Bandung. A ambos lados de la carretera hay unas bonitas plantaciones de té que nos recuerdan a las de Cameron Highland en Malasia.



A la mañana siguiente tomamos un autobús dirección a Garut para visitar otro volcán, el Gunung Papandayan, uno de los más activos de Java.
En Garut nada más bajarnos del autobús preguntamos por un Guest House y nos indican uno cercano y a buen precio, 60.000 rupias. El Hotel es una especie de antiguo colegio con habitaciones para los estudiantes posiblemente de otros pueblos más alejados. En Garut no hay ni un solo turista y la gente se sorprende al vernos pasear por la calle, todos nos preguntan que a dónde vamos y al decirles que dormimos en Garut se miran extrañados.

El Gunung Papandayan se encuentra a unos 26 km de Garut, así que tomamos una opelet que nos acerca hasta un pueblo cercano al volcán y desde allí y después de un duro regateo, unas motos nos suben hasta el crater del volcán. La carretera de subida, por llamarlo carretera, es una pista llena de baches que pasa por algunas aldeas donde miles de niños nos saludan con efusividad.
Después se acaban las casas y el camino hasta la cima transcurre por una zona bonita e inhospita. Aquí en la cima hace algo de frio y el viento azota la poca vegetación existente. Una niebla repentina comienza a cubrirlo todo y lo agreste del lugar le da un toque de misterio.

Desde donde nos dejan las motos hay una caminata de media hora hasta la zona de las fumarolas. No hay nadie y según vamos subiendo el paisaje impresiona más. El agua hirviendo sale de la tierra y forma pequeños ríos, el olor es muy intenso y fuerte y la fuerza de las fumarolas expulsan agua y gases como una olla a presión. El paisaje es lunar y solitario pero de una gran belleza.



video

video

De regreso a Garut, ya medio pueblo se ha enterado de que esta noche dormiremos allí y como no, un montón de niños nos siguen a todas partes para hablar y saludarnos. Una niña de unos siete años que sabe algo de inglés hace de cabecilla y nos presenta a todos sus amigos y nos acompaña hasta la habitación. A los pocos minutos llaman a la puerta y es nuestra amiga que ha llamado al resto de niños del pueblo para que nos vean.


Los indonesios nos están pareciendo tremendamente encantadores. Vamos paseando por la calle girando la cabeza a un lado y otro respondiendo a los “Hello Míster” por todas partes, siempre con una sonrisa en la boca para recibirte.
Los niños salen corriendo a saludar con la esperanza de que les devuelvas el saludo y nosotros no nos cansamos de saludar a todos. Son tan felices con tan poco que una y otra vez nos planteamos las diferencias que hay con un niño occidental, pegado a su consola metido en una habitación. Aquí los niños corren, vuelan cometas, juegan en la calle con juguetes que se inventan  y lo mejor, no paran de reirse. Ojalá no cambien nunca.     

10 comentarios:

  1. Estoy anonadada impresionada,¿pero como teneis esa capacidad, de llegar a los sitios sin grandes medios, alucinada me teneis?.
    Verdaderamente sois unos intrepidos viajeros por el mundo,
    Yeni y Antonio yo os admiro...
    Besos. Maribel.

    ResponderEliminar
  2. Yeni y Antonio, por favor no arriesgeis tanto
    estoy asustadisima.
    Anda tomaros una naranjada en el bar del pueblo
    y estar traquilitos, por una vez.
    Belsayss.

    ResponderEliminar
  3. Yo vi, volcanes en Lanzarote y Tenerife y estando
    apagados impresionan,pero estos en activo
    sobrecojen y vosotros tan contentos.
    Teneis en la isla del Hierro, Canarias uno que
    esta dando señales.
    Pero no os dare muchas ideas , por si acaso.
    Saludos. Flor de las Nieves.

    ResponderEliminar
  4. ¡Aúpa chavalesss!!

    ¡Un añito ya sin haceros añicos por Asia!! Que se dice pronto, pero madre mía, qué bárbaro.

    Pues oye, felicidades, que sigáis disfrutando vuestro viajecito y a soplar la vela...

    ResponderEliminar
  5. My dear friend traveling by the world.
    I am amazed to see you at the top of the
    volcano still active.
    Yeni you´re a young girl very brave.
    I wish that you reach all your goals,
    with my affection. Moon.

    ResponderEliminar
  6. Das mas miedo verte con esa careta,que los
    volcanes,Antonio.
    Con cariño . Bel.

    ResponderEliminar
  7. Da miedo solo verlo en vídeo impresionante!!! saludos a los dos. Canela.

    ResponderEliminar
  8. Hola chicos, he leído y releído la entrada varias veces, me ha ayudado un montón. Pero una cosa, donde se toma en Jakarta el bus? sale también por la tarde? Después de las 18:00h quiero decir. Saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hacia Cibodas me refería, por si no se entendió jejeje

      Eliminar
  9. Impresionan muchisimo,bravo chavales.cariños a los dos.Edelweiss.

    ResponderEliminar