1 de septiembre de 2013

Larung Gar Gompa



Me encuentro en el lugar religioso más espectacular del mundo, y lo digo sin ninguna duda. No estoy en el Vaticano, ni en la Meca, ni en Jerusalén. En mi vida he oído hablar de él en los medios de comunicación, ni conozco a nadie que haya venido. El sitio donde me encuentro se llama Wu Ming fu xue yuan, claro que ese es su nombre en pinying, pues en tibetano ni lo puedo escribir. También es conocido como Larung Gar Gompa.
 


De este sitio se dicen dos cosas: que es la mayor concentración de monjes budistas del mundo y que es la mayor Universidad budista del mundo. De la primera no me queda duda, se trata de una ciudad entera donde únicamente viven monjes y monjas. Por los cientos de casas apiñadas en la ladera de la montaña en torno a dos enormes templos, yo había calculado 10.000 monjes. Posteriormente me confirman que en la actualidad hay 12.000 monjes, de los cuales 400 monjas y 1200 monjes viven permanentemente.





Lo más sorprendente es que he llegado a este sitio por casualidad pues mi destino para hoy era Seda, pero harto ya de tantas horas metido en una minivan por una carretera en construcción (como prácticamente todas desde que entramos a Sichuan) convertida en una pista impracticable y viendo desde la ventana lo bonito del paisaje, decido decirle al conductor que me bajo en un pequeño pueblo de cuatro casas a ambos lados de la carretera pero desde donde casualmente sale el camino que conduce a este misterioso lugar. 

Aunque enclavada en torno a uno de los paisajes más bellos que jamás he visto, una vez adentrado en sus laberínticas callejuelas, esto no se diferencia mucho de un barrio de fabelas de una gran urbe de Brasil pues el hacinamiento y la falta de un alcantarillado y de una gestión de la basura hacen que el lugar tenga unas condiciones de vida un tanto insalubres.






Aprovecho la tarde para visitar los dos monasterios, uno para las monjas y el otro para los monjes, aunque se encuentran vacío pues las clases empiezan a partir de las cuatro de la madrugada. También visito un gran templo lleno de peregrinos haciendo la kora (dar vueltas alrededor del templo en el sentido de las agujas del reloj mientras mueven las ruedas de oración). De regreso al hotel me encuentro con un simpático chino de Chengdu que entra en mi habitación con muchas ganas de hablar pues también viaja solo y me estaba esperando porque la dueña le había dicho que había un waiguoren (extranjero). La ausencia de occidentales desde que salí de Chengdu es total.






Amanece y vuelvo a subir a los monasterios, esta vez llenos de monjes de todas las edades repartidos por todas las salas de su enorme interior que por amplio y diáfano parece más una mezquita musulmana que un templo budista.
Es todo un espectáculo visual pero más si cabe auditivo pues son cientos los monjes recitando en voz alta textos budistas. 



 

Vuelvo al gran templo y me siento a observar a la gente haciendo la Kora. Al poco tiempo se sienta junto a mí un monje que habla suficiente inglés para tener una conversación y saber más de esta parte de China que tan poco se sabe. El mismo me comenta que apenas vienen occidentales hasta aquí, pues todos los interesados por el budismo o por Tíbet  quieren ir a Lasha.



Ha viajado mucho y recientemente ha pasado en Dharamsala (norte de India donde se encuentra refugiado el Dalai Lama desde 1959) tres meses. El gobierno chino ha tardado tres años en darle el permiso para viajar a India. Lo había pedido tres veces. Se hubiera quedado allí pero ya no hubiera podido regresar a China.  Me cuenta muchas cosas. Me avisa de que es posible que en este lugar estén controlando mis movimientos, cómo actúo, a qué hago fotos, con quién hablo, etc. Este es un punto caliente. En el 2001 el gobierno chino destruyó aquí más de 300 casas pertenecientes a monjes rebeldes.
Hay miedo. El también tiene miedo. Ocasionalmente se sienta a nuestro lado algún turista chino (de la mayoría étnica Han) de los pocos que hay por aquí. (Es común que los chinos se acerquen cuando ven a un local hablando con un occidental). Él inmediatamente deja de hablar. Espera a que se vaya.
Le sigo preguntando. Él es de Amdo, una de las tres históricas provincias tibetanas. En su county (prefectura) entre 2008 y 2009 se inmolaron 34 personas. Dice que nadie sabe lo que pasa en su región porque ni siquiera a los chinos Han les deja entrar la policía. Hay una gran presencia militar.
El gobierno chino ha elegido al Panchen Lama y el 90% de los tibetanos no lo acepta, pero el gobierno obliga a los monjes a que le veneren amenazándoles con destruir su monasterio si no lo hacen.
 
Hablamos de la sucesión del Dalai Lama. El Dalai Lama ha dicho que no regresará a Tíbet mientras permanezca ocupado y que su sucesor nacerá en un país democrático. Es posible que haya dos Dalai Lama, pues el gobierno chino quiere decidir sobre la reencarnación del Dalai Lama para asegurarse que éste está a favor de la unidad nacional. Dice que el gobierno chino prohíbe fotos del Dalai Lama en los monasterios (aunque yo las he visto).
También hablamos sobre Lopsang Sangai, actual líder político de Tíbet.
 
No pretendo hacer ningún juicio de valor sobre el conflicto del Tíbet, solo me limito a recoger testimonios. La autonomía del Tíbet genera grandes controversias. Como ocurre siempre con la geopolítica nada es lo que parece y cuanto más se profundiza y más sabes, más confuso te encuentras. Posicionarse a favor de unos u otros es hacer una lectura simplista y sesgada.

No solo hablamos de política, también me cuenta muchas cosas sobre budismo, como que los Lamas saben cuántos años van a vivir o que algunos monjes no necesitan dormir y permanecen despiertos en estado de meditación toda la noche.
Me despido de Norgu Lama y me dirijo a una cima cercana donde hay unas vistas sublimes y donde paso el resto del día contemplando el paisaje.


video video

6 comentarios:

  1. Estupendo todos los comentarios sobre las vivencias y una recopilación de datos magníficamente expresados, nos hacéis vivir junto a vosotros nuestras soñadas aventuras. abrazos.Maribel.

    ResponderEliminar
  2. Encantadores niños, os quiero,geniales todos los comunicados en vuestro blog. Resplandor.

    ResponderEliminar
  3. Me dejáis anonadada con los comentarios, me sorprende como vais descubriendo sitios por casualidad y por vuestros propios medios y la forma que os integráis con personas de diferentes culturas, y lo que es mas ,salir airosos . Bs Luz.

    ResponderEliminar
  4. Estoy alucinada como unas personas con sus propios medios,que son tan básicos puede tener tanta capacidad de captar con tanto acierto todo lo que van descubriendo a su paso, por lugares tan inhóspitos y lejanos para un occidental. Para vosotros Yeni y Antonio mi admiración. Belssay..M.

    ResponderEliminar
  5. Impresiona saber que existen lugares por el mundo tan maravillosos. Violeta.

    ResponderEliminar
  6. Estoy impresionada viendo esos sitios tan sorprendentes, gracias por mostrarlos y así poder disfrutar al verlos. Besos de Laurel.

    ResponderEliminar